Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Los libros sí dejan

Celeste G. Flores

Santillana

Tinta y papel

escrito el 22 de septiembre de 2010 por en General

Tinta y papel son artículos de uso tan legendario en la humanidad, que mucho se especula sobre sus orígenes.

La tinta es un líquido que resulta de la mezcla de varios tipos de materiales: plantas, animales, moluscos, arcillas, minerales, aceites naturales, carbón u hollín, oro y plata, ¡incluso sangre humana!) más una especie de goma o pegamento ligero, también de diversa naturaleza (animal, vegetal). Dicha mezcla, al contacto con el papel y aplicada con diversos instrumentos de escritura (según la época o cultura: plumas de ave, pinceles de cerdas naturales, cuñas, cálamos, estiletes, punzones etc.), se adhiere a él, lo pigmenta y da un resultado gráfico: letras, dibujos, “plastas” de color, imágenes en general. También hay tinta invisible, que tiene variantes naturales muy fáciles de hacer para los niños y es muy divertido escribir con ella.

Como hacer tinta invisible

Oficialmente se atribuye a los chinos la invención de la tinta para plasmar gráficamente sus ideogramas, sin embargo, se sabe también que todas las culturas antiguas usaron sus propias tintas. En México, los pueblos prehispánicos usaban vegetales o insectos molidos mezclados con agua u otros líquidos o aceites para pintar y escribir sus códices. Entre los colores más conocidos que usó el pueblo prehispánicos están el añil (una tonalidad de azul) y el rojo (hecho con un insecto llamado en México “cochinilla”).

El papel tiene la misma historia: su invención se atribuye a los chinos y su papel arroz o seda, pasando por el papiro egipcio (la palabra papel viene de papiro), hecho con una planta que crecía en la ribera del Nilo, hasta el papel hecho con cuero de animales (cabra, carnero, cerdo) y con otros textiles, como el lino y el algodón. Así llegamos al papel tal como lo conocemos actualmente: fibras vegetales, generalmente extraídas de la madera o tronco de árboles, que son procesadas y luego mezcladas con un componente químico llamado polipropileno o polietileno.

La evolución más reciene de la tinta y el papel es la tinta digital o papel electrónico, que resultan ahora prácticamente la misma cosa; tinta y papel hoy son un solo elemento: compuesto químico integrado a dispositivos electrónicos con pantallas que permiten la lectura de libros digitales; microtransmisores y polímeros que devienen en lectores digitales.

Día con día se sofistican esos dispositivos (o hardwares) que nos permiten la lectura electrónica. Las grandes empresas líderes en tecnología tienen sus lectores digitales: Xerox y su Gyricon (el pionero, que consistía en papel digital enrollable y monocromo), E-ink , Amazon y su famoso Kindle, Apple y su iPad, Barnes&Noble y su Nook, y un largo etcétera, que ya incorporan otras tecnologías, como el color e interactividad con otros medios (audio, video, imágenes 3D), 3G, Wi-Fi, y mucho más. Asimismo, existen softwares en el top ten tecnológico, que sin tener propiamente un dispositivo como soporte, son compatibles con nuestro dispositivo predilecto: Blio e Inkling, son muestras asombrosas de estos avances tecnológicos en torno a la tinta y el papel.

Xerox-Fuji

iPad, de Apple

Diferencias entre iPad y Nook

Nook, de Barnes&Noble

Kindle, de Amazon


seguir leyendo...

Dicen que leer está de moda: ¿libros impresos o e-books?

escrito el 21 de septiembre de 2010 por en General

A partir del boom de la era digital, digamos desde inicios de los 90, mucho se ha cuestionado acerca del fin del libro impreso. Desde Gutenberg y la invención de la imprenta (alrededor de 1450, ¡antes del descubrimiento de América!) el libro ha tenido numerosos cambios y evoluciones, y hoy día aún se siguen imprimiendo millones de libros al año alrededor del mundo. De libros, periódicos y revistas, suplementos, boletines, etc., porque el avance de medios impresos a electrónicos abarca también publicaciones periódicas.

Una de esas evoluciones del libro es el e-book o mejor llamado, en buen español, libro electrónico. Sus características eran en un inicio tan rústicas (hablando en términos digitales) que su lectura no resultaba tan cómoda. Con el paso de los años y de los avances tecnológicos, los libros electrónicos se han sofisticado, mejorado su aspecto y funcionalidad, hasta el punto de contar en la actualidad incluso con dispositivos digitales especiales para su lectura (los e-book readers o lectores). Lo curioso del asunto es que esa sofisticación, mejoramiento, embellecimiento y funcionalidad ha devenido en emular, en todo sentido, el aspecto de un libro impreso y tradicional, casi casi hasta su textura misma.

¿Será para que no extrañemos tanto a ese compañero que viaja con nosotros en la bolsa, la mochila, la maleta, que descansa en nuestros libreros y que nunca desaparece si se va la luz?

“Antiguamente” (por decir hace 10 años) los libros digitales eran simples documentos en formato pdf, y resultaban la maravilla de portabilidad. Hoy, las librerías digitales más modernas son así:

Es cierto que el mundo digital ya nos envuelve de manera irrefrenable. Los libros electrónicos representan una revolución tanto en la edición impresa, como en la digital. Las nuevas generaciones, los que hoy son jóvenes y niños, están cada día más habituados a este formato de libro. Es necesario conjuntar esfuerzos en los diversos ámbitos y campos del libro y la educación para lograr ediciones digitales cada vez de mayor calidad y belleza, con el fin de no defraudar a los nuevos lectores y ofrecerles entornos de lectura cada vez más confortables. Hay que ir con “la moda”, con los avances, principalmente porque es el presente de la educación a nivel global.

Y aquí los consejos de un experto en el tema.

http://www.youtube.com/watch?v=OFiCzia2hus&NR=1

Aunque disiento de la idea de que el libro impreso es sólo para “nostálgicos” (amo los libros impresos), me queda claro que “los mayores” debemos también habituarnos a los entornos digitales de lectura, como se habituaron los de otras épocas a leer en linotipos en lugar de manuscritos. Así que…

¡A disfrutar la era digital!


etiquetas: , , , , , ,

seguir leyendo...

La pregunta frecuente

escrito el 21 de septiembre de 2010 por en General

Entre la comunidad editorial que se encuentra en proceso formativo (autores —en muchos casos docentes—, editores, diseñadores, correctores de estilo, ilustradores, fotógrafos, etcétera) es frecuente escuchar la pregunta “¿Y los libros dejan?”.

Sí, sí dejan. Dejan si dejas. Si das entrada y puerta abierta a los libros, dejan.

“¿Cuánto dejan los libros?”, es otra pregunta y la respuesta no es fácil si el cuestionamiento va dirigido al aspecto económico. Pero no me concentro en eso cuando voy a responder.

Los libros dejan, sin duda. Dejan conocimientos, enseñanzas, aprendizajes, cultura, entretenimiento. Dejan dudas, ensoñaciones. Dejan recuerdos, memorias, vivencias. Dejan encantos, desencantos, amarguras y corajes, enamoramientos y embelesamientos. Dejan hechizos y lágrimas. Dejan sonrisas, risas y carcajadas. Se dejan a sí mismos, quietos entre nuestras manos, frente a nuestros ojos, sin mayor alarde. Ellos sólo están ahí, esperando, esperándonos.

Los libros dejan. “¡Claro que dejan!”, contesto siempre animosamente. “Si no dejaran, tú y yo no estaríamos aquí, ahora, discutiendo el tema”. Porque gracias a los libros (muchos o pocos que hayan pasado por nuestra vida) somos los profesionistas, estudiantes, comerciantes, artistas, los hombres y mujeres, jóvenes, niños y niñas, los seres humanos productivos que hoy somos.

Los libros dejan, si los dejas.


etiquetas: , , , , , ,

seguir leyendo...

¡Bienvenidos!

escrito el 21 de julio de 2010 por en General

Bienvenidos a amigos, colegas, profesores, alumnos, padres de familia, y en general a todos aquellos con interés en el mundo del libro y las tecnologías de la información aplicadas a la educación.

Esperamos contar con su visita frecuente y comentarios a las opiniones, sugerencias y análisis que ofreceremos en este blog.

¡Comenzamos!


seguir leyendo...

Aprender a Pensar